En EEUU el 15% de los productos consumidos son importados, por lo tanto las novedades del FDA para el sector de alimentación y bebidas tiene especial interés para los exportadores españoles de este sector, que ven incluidos sus productos en ese porcentaje.

Las novedades de la Ley de Modernización de la Seguridad Alimentaria, la FSMA – sus siglas en inglés , llegan después de un arduo trabajo de difusión, negociación de la FDA con las diversas partes implicadas: industrias, consumidores, agencias estatales, etc

La normativa final, con cumplimiento para la mayoría de las empresas a partir de septiembre 2016, contiene un sinfín de novedades que se han de estudiar e implementar para un buen resultado de las exportaciones.

Todas las modificaciones hechas a al ley desde 2013 hasta ahora, han sido diseñadas para hacer la norma mas práctica, flexible y eficaz para la industria pero con el claro objetivo de mejora de la seguridad alimentaria en EEUU.

Las normas a aplicar, tiene obligatoriedad para los importadores de EEUU, sobre los que recae el cumplimiento y la obligatoriedad de esta ley, mientras los exportadores, empresas españolas exportadoras de productos alimenticios o bebida a EEUU, por ejemplo, tienen las obligatoriedad de ayudar en el cumplimiento de los requisitos de la ley, por parte de los importadores. A su vez, el importador es el que se encargará de que el exportador cumpla con los requisitos que le exige la ley.

La FSMA contempla una serie de reglas que los exportadores deben cumplir bajo la supervisión del importador que será el único responsable de que la ley se cumpla.

Hay una serie de excepciones, una serie de productos que eximen de verificación en origen ,según la ley, a los importadores, como por ejemplo: alimentos para consumo personal, productos dietéticos, bebidas alcohólicas y los ingredientes para su elaboración, alimentos para reexportación, carnes y productos regulados por USDA; alimentos con bajo contenido ácido (LACF) etc .

En la ley se contemplan también, los requisitos, que pueden ser diferentes para cada empresa, dependiendo del eslabón de la cadena de suministro de productos alimenticios en el que se encuentra: explotación agraria, productor, distribuidor, etc .

FDA regula a través de la FSMA, los planes de seguridad que incluyen: el análisis de riesgos, los controles preventivos en las instalaciones que fabrican, procesan, envasan o almacenan,  que deben tener un plan de seguridad, un programa de control, buenas practicas de fabricación, etc .

Cada empresa importadora en EEUU, debe tener una persona acreditada para implementar todos los requerimientos de la ley. Dicha acreditación se obtiene a través de los cursos organizados por FSPCA – Food Safety Preventive Controls Alliance (www.ifsh.iit.edu/fspca ).

Estos cursos son obligatorios para el personal de las empresas importadoras pero NO para las exportadoras. La empresas españolas por ejemplo,  exportadoras a EEUU de alimentos o bebidas, deben tener personal cualificado para facilitar la información al importador en un plazo razonable, muchas veces no mas de 6 meses y en un formato adecuado para facilitar el trabajo al importador que es al fin y al cabo es nuestro partner, al que hay que facilitarle las cosas para poder seguir importando nuestros productos, pero NO debe tener la certificación por parte de FSPCA.

Por lo tanto los cursos acreditados por la FSPCA son recomendables para las empresas exportadoras pero NO obligatorios ya que el cumplimiento de la ley recae en el importador estadounidense.

Más información podéis encontrar en :

Registro federal www.regulations.gov

FSMA www.fda.gov/fsma

ww.monicaurdea.com                                            consultoria@monicaurdea.com